lunes, 20 de enero de 2014

La Geografía y el contrabando

En la presentación de este blog hice mención a la importancia de la Geografía como ciencia, debido a que está ligada a una serie de factores que son determinantes en la vida de los pueblos.

El estudio de la Geografía contribuye al bienestar de la humanidad por una serie de factores que resumiremos muy brevemente:
  • Apunta al mejor aprovechamiento de los recursos naturales, al mejoramiento de las condiciones de vida de los pueblos y también al desarrollo del sentimiento nacional.
  • Ayuda a entender procesos, cambios y problemáticas a nivel local, nacional, regional y mundial.
  • Sirve de base para prevenir y dar respuesta a catástrofes naturales.
  • Genera  propuestas de ordenación de territorio, desarrollo local y territorial.
  • Ofrece (dado su carácter social)  una visión crítica ante las desigualdades y desequilibrios sociales.

Apartándonos  un poco de la cuestión central, y teniendo en cuenta la amplitud de enfoques que nos ofrece esta ciencia, cabría preguntarnos el ¿por qué? siguen cuestionando la enseñanza de la Geografía y se siguen reduciendo horas en el diseño curricular, sobre todo en años superiores de escuelas secundarias.


Ahora bien,  así como se realizan estudios geográficos en pos de un bienestar general, también se puede considerar a la Geografía en otros ámbitos, como por ejemplo la inteligencia militar o bien el tráfico ilegal, en este caso, analizaremos el Contrabando de Cigarrillos en la Triple Frontera.

La Triple Frontera:

La Triple Frontera constituye el punto geográfico donde convergen las fronteras de Argentina, Paraguay y Brasil, coincidiendo con la desembocadura del río Iguazú en el río Paraná. En esa área se localizan las ciudades de Foz do Iguaçu (Brasil), Ciudad del Este (Paraguay) y Puerto Iguazú (Argentina), que se encuentran comunicadas entre sí por el puente Tancredo Neves -el cual cruza el río Iguazú y une Puerto Iguazú con Foz de Iguazú-, y por el Puente de la Amistad, que cruza el río Paraná y une las ciudades de Foz do Iguaçu y Ciudad del Este.


La Triple Frontera abarca una superficie de unos 2.500 Km2, con una población de aproximadamente 470.000 personas que conforman un notable conglomerado social y cultural donde destacan colonias muy importantes de ciudadanos alemanes, chinos, coreanos y árabes. En concreto cabe resaltar el carácter cosmopolita de esta región.


Este conglomerado social y cultural, sumado a la porosidad fronteriza, el escaso control estatal, la elevada afluencia de turistas y la propia disposición geográfica de la zona posibilitan que la actividad económica de la Triple Frontera se caracterice por ser altamente informal. El desarrollo comercial en toda el área es muy elevado, pero se basa en la venta ambulante o directa, en la misma calle (de bienes de todo tipo), lo que dificulta enormemente su control y fiscalización, y facilita enormemente el contrabando. De hecho, la Triple Frontera es conocida por la elevada cantidad de actividades ilegales que en ella se registran. El tráfico de drogas y de armas, la trata de blancas, la falsificación de documentos, la piratería informática, la compraventa de coches robados y el lavado de dinero son algunas de las actividades que más preocupación generan entre las autoridades.

Contrabando de cigarrillos

Los tentáculos de las redes internacionales de contrabando de cigarrillos se extienden por todo el mundo. Hoy  Sudamérica juega un rol importante. Paraguay se ha convertido en uno de los mayores productores mundiales de cigarrillos de contrabando, con más de US$ 1.000 millones desaparecidos anualmente en el mercado negro. Aprovechan las facilidades de la Triple Frontera, por lo que los negocios se han expandido hacia las mafias brasileñas. Hoy fabricar cigarrillos en Paraguay es aún más barato que hacerlo en China y se han confiscado cajetillas paraguayas en lugares tan lejanos como Irlanda.



Actualmente, los cigarrillos paraguayos inundan Brasil y Argentina, donde los impuestos al tabaco son mucho más altos que en Paraguay, y han sido confiscados también al otro lado del Atlántico, en países como Irlanda.





No hay comentarios: