martes, 21 de enero de 2014

La música africana

África es un continente heterogéneo, con gran diversidad étnica y cultural, compuesto por 52 naciones independientes, unas mil lenguas y al menos cinco grupos culturales mayoritarios. 


La música africana ha sido llevada por sus músicos a todos los lugares del mundo, especialmente a Europa y América, surgiendo de estos contactos, estilos tan relevantes para la música actual como el blues, el jazz, el reggae, el country, la música cubana y latina en general, etc.

Si la música occidental comenzó a colonizar África durante la primera mitad del siglo XIX, será sobre todo en la segunda mitad del s. XX, en la época postcolonial, cuando surja la conciencia de identidad africana, valorando en condiciones de igualdad las tradiciones africanas y las llegadas de fuera, consiguiendo un verdadero interculturalismo del que surge el amplio panorama musical actual, de gran riqueza, tanto tradicional en las manifestaciones culturales menos occidentalizadas, como en las surgidas de la fusión y el intercambio, siendo éstas últimas muy populares en occidente.

El panorama musical africano podemos dividirlo en dos grandes áreas: La zona Norte integrada por los países árabes, incluido el Sahara, (Marruecos. Mauritania, Argelia, Túnez, Libia, Egipto, Sudán, etc.)  y el resto del continente, África negra o subsahariana, (Senegal, Guinea, Ghana, Camerún, Zaire, Angola, Zambia, Suráfrica, etc.)
Entre ambas zonas ha habido intercambios: instrumentos, formas musicales, técnicas, etc., existiendo en los pueblos fronterizos una fusión entre ambas culturas musicales.

África subsahariana

Aunque no podamos hablar de una única música africana sino de diversas culturas musicales, podemos encontrar en todas ellas una serie de características comunes:

  • Es una música con una estrecha relación con los acontecimientos de la vida cotidiana, estando presente en el nacimiento, en las ceremonias de iniciación, en el trabajo, en las celebraciones sociales o religiosas, etc.
  • Es una música compartida por todos los miembros de la comunidad, los africanos generalmente no se limitan a escuchar, sino que participan cantando, tocando instrumentos, o bailando.
  • Es una música de tradición oral, en la que no se utiliza ninguna forma de notación y ningún sistema teórico comparable a los de la música europea o asiática.
  • Es una música que está en constante evolución aunque siempre fiel a sus raíces, conservando gran parte de sus tradiciones pero al mismo tiempo, abierta a los aportes de la música occidental, dando pie a la creación de modernos estilos que han enriquecido el panorama actual de la música internacional.
  • Gran parte de la música es casi inseparable de la danza y por lo tanto predominantemente rítmica.
  • Uso frecuente de los ostinatos, esquemas tanto rítmicos como melódicos que se repiten.
  • Gran parte de la música vocal es polifónica (ejecución simultánea de dos o más líneas melódicas). Las melodías suelen ser de sencilla estructura basadas en la repetición, variación e improvisación.
  • La variedad rítmica y tímbrica es muy superior a la melódica.
  • El uso del canto de llamada y respuesta, en el que la interpretación corre a cargo de un solista y el coro. El coro repite un estribillo fijo, alternándose con el solista que tiene una mayor libertad de improvisación.



Los instrumentos

Al ser la música africana predominantemente rítmica, los instrumentos de percusión van a cumplir un papel muy importante, y dentro de éstos serán los membranófonos los que predominen sobre otras familias de instrumentos.
  
Existen una gran variedad de tambores construidos de diversas formas, tamaños y materiales, así podemos señalar los tambores Yuca construidos con troncos ahuecados con un solo parche, en tres tamaños, (el mayor suele medir hasta un metro y medio); los Catá que no tienen parche y se percute con palos sobre la madera, los Djembé que son tambores en forma de copa con un solo parche a veces  tienen alrededor de éste unas láminas metálicas con pequeñas anillas para enriquecer su sonoridad. 

El djembé forma parte de una agrupación polirritmica,  rara vez se tocan solos. Les miembros de esta agrupación son: los dum dum, formado por tres tambores (doundounba, sangban, kenkeni), varios djembés de acompañamiento y un djembé solista.


djembé

Los dum dum se tocan horizontalmente golpeando con la mano derecha la piel con una baqueta de madera, y con la izquierda, golpea una campana o cencerro que se fija sobre el tambor, estas campanas son importantes porque forman ellas solas una polirritmia.     

dum dum
           
Uno de los tambores más característicos es el Tambor Parlante, es un tipo especial de tambor con forma de reloj de arena con dos parches unidos por cuerdas, que al presionarlas con el antebrazo, tensan los parches y modifican su sonido, permitiendo la imitación del lenguaje hablado. 


tambor parlante


Entre los idiófonos destacar al llamado “Piano del Pulgar” que es uno de los más característicos de la música africana, también llamado Sanza, Mbira, dependiendo de la zona. Está formado por una serie de láminas metálicas colocadas sobre una plancha de madera hueca que actúa de caja de resonancia. Se sostienen con las manos y se tocan los extremos de las láminas con los pulgares. A veces se introduce en el interior de una calabaza para aumentar el sonido.


piano de pulgar

África occidental

Esta zona está constituida entre otros, por los siguientes países: Cabo Verde, Mali, Senegal, Gambia, Guinea, Sierra Leona, Ghana, Nigeria, Camerún etc.

En esta área predomina la tradición cultural mandinga. La historia mandinga al igual que otras culturas africanas, no está escrita por lo que había un grupo social, los Griots, encargado de narrar y transmitir oralmente la historia de esta cultura, desempeñando el papel de la memoria del pueblo africano.

Desde sus orígenes, el imperio mandinga se organizaba en castas, y cada una estaba dedicada a una actividad (tejedores, herreros, guerreros, músicos, etc.) La persona que nacía en una casta estaba destinada a realizar el oficio o la actividad propia de la misma.

Los Griots eran músicos, historiadores y cantantes que transmitían su arte de generación a generación, y desde la Edad Media, fueron los cronistas oficiales de esta cultura, para ello crearon un soporte musical y se acompañaban de instrumentos que se adaptaban a los lenguajes y ritmos utilizados.

griots

En los países situados en esta zona, la música latina ha sido una de las más influyentes.

- Cabo Verde es un archipiélago de origen volcánico compuesto por nueve islas situadas a 600 km de la costa africana al noroeste de Senegal, un país que vive de la agricultura y la pesca y en el que se va consolidando la oferta turística. Colonia portuguesa hasta su independencia en 1975. La música que se realiza en esta zona está emparentada con estilos portugueses y brasileños (fados, samba, etc).

En general, los músicos de Cabo Verde combinan la utilización de instrumentos tradicionales africanos con instrumentos venidos del exterior y su armonía está dominada por un toque latino muy característico.

Una de las principales figuras  fue la cantante Cesarea Evora la mejor interprete de “morna” un estilo de música lenta, nostálgica, cuyo tema favorito es el amor, estilo claramente influenciado por el fado portugués. 



África central

La segunda área musical de importancia es la de influencia bantú que ocupa un extenso espacio geográfico: parte de Camerún, Gabón, Zaire, Uganda, Kenia, Tanzania, Angola, etc.

Es estos países la música está íntimamente ligada al lenguaje hablado, así muchas de las lenguas bantú al igual que otras lenguas africanas, son tonales, es decir, que no se puede cambiar el ritmo y el contorno melódico de una frase sin cambiar el sentido de la misma.

De este modo, la música puede imitar los ritmos y melodías del lenguaje haciendo “hablar” a los instrumentos. Entre los instrumentos podemos destacar, todo tipo de tambores, en especial el llamado tambor parlante, cítaras, el arco musical, etc. Otra característica de la música de esta zona es el uso de la polifonía tanto vocal como instrumental, y la presencia también de pueblos tamborileros.

                                                                                                                                  
África del sur

Esta zona ocupada históricamente por los bosquimanos y los hotentotes, se extiende por parte de Angola, Zambia, Zimbabwe, Mozambique, Sudáfrica, etc.
Una de las características musicales de estos pueblos es la polifonía (la presencia de pueblos bantúes como el Zulú, ha supuesto una continuidad con los comportamientos musicales de África central.

Entre los instrumentos hay que destacar principalmente el piano del pulgar, o sanza, que es uno de los instrumentos más utilizados en algunos de estos países como Zimbabwe.







No hay comentarios: