miércoles, 22 de enero de 2014

Proyecto "Tol-Haru, la Nave Tierra del Fin del Mundo" en Ushuaia.



Se trata de una edificación que tendrá una superficie de aproximadamente 60 metros cuadrados; con dos habitaciones, ducha, baño e invernadero. La vivienda contará con un sistema de recolección de agua de lluvia; un mecanismo de reserva de calor permanente mediante la utilización de cubiertas en las paredes; paneles solares y molinos eólicos para la generación de energía. 

En la construcción se utilizarán unos 300 neumáticos, 3.000 latas, 5.000 botellas de plástico y 3.000 de vidrio, entre otros materiales reciclados. Un armazón de cristales crea un efecto invernadero para mantener la temperatura.


El proyecto, que lleva el nombre de "Tol-Haru, la Nave Tierra del Fin del Mundo", está diseñado por la ONG Naturaleza Aplicada a la Tecnología (NAT), y cuenta con la colaboración del arquitecto Michael Reynolds, impulsor del concepto de viviendas autosostenibles.














No hay comentarios: